Preparación y condiciones del suelo

La Paulownia es un árbol muy adaptable pero que tiene sus limitaciones. La primera y más genérica puede ser la temperatura. La península ibérica está dentro de la franja térmica donde la Paulownia puede desarrollarse, exceptuando las zonas de montaña donde la altitud, la falta de suelo y temperaturas extremas hacen que su cultivo no sea del todo recomendable. Según diversas fuentes fijan en 2000 m de altitud el límite para la Paulownia. Está documentado que la franja térmica para la Paulownia oscila entre los -20º C de mínima y los 40º C de máxima. Cuando la media de las temperaturas ronda los 20º C es donde la Paulownia se siente más cómoda y crece mejor. Cerca de los 40º C la Paulownia detiene su crecimiento si la humedad no es alta.

 

villarpri

 

En cuanto a las temperaturas mínimas depende mucho de la especie o clon a utilizar. La Paulownia tomentosa es la más resistente a las bajas temperaturas, siendo apta para los sitios donde la exigencia climática sea esencial. Por otro lado están la P. elongata y la P. elongata x fortunei que son menos resistentes a las heladas, pero aún así soportan temperaturas entre -10º y -15º C. En el primer y segundo año cuando el árbol es muy joven la resistencia a las heladas es menor.

La Paulownia no crece o crece mal en suelos muy arcillosos, secos o muy pobres, lugares desprotegidos con mucho viento, suelos salinos o con el Ph muy alto, una tabla de agua inferior a los 1,5 m de profundidad o suelo con problemas de drenaje. Es bastante sensible a los suelos con tendencia al encharcamiento. Con árboles jóvenes la intolerancia al encharcamiento es mayor. El árbol muere por asfixia radicular, mostrando síntomas como marchitez en las hojas, clorosis y caída. Algunas veces las hojas no terminan de caer totalmente y las que se quedan colgando del pecíolo toman una coloración marrón característica.

Los requisitos de luz son altos y hay que tener precaución si se utiliza para reforestación con otras especies de crecimiento rápido que puedan competir por la luz con ellos. Hay que tener también muy en cuenta que en marcos de plantación intensivos de 3 x 3 m el aclareo a los 6 años se hace necesario para evitar la mortandad por competencia.

En cuanto al Ph hay diferencias entre las distintas especies de Paulownia. La P. elongata y la P. tomentosa van desde los 5 – 8,9 Ph, la P. fortunei de 5 – 8 Ph y las demás prefieren suelos más ácidos. Estas cifras se refieren a árboles sin hibridar, pero no creo que haya muchas diferencias con los clones que se comercializan. No es aconsejable trabajar con Ph superior a 8,5 para el buen desarrollo de los árboles. Si bien la Paulownia es muy adaptable a los suelos pobres crecerá mejor con terrenos bien cuidados y con gran cantidad de nutrientes.

En general la Paulownia prefiere suelos poco arcillosos. Aquí también hay pequeñas diferencias en cuanto a las distintas especies de Paulownia. Mientras la P. fortunei puede crecer en lugares donde la concentración de arcilla es del 25 % o incluso superior, las demás lo hacen con menor porcentaje, en torno al 10 %. Según diversos autores la que menos toleraría la arcilla sería la P. elongata, y la P. fortunei junto con la P. tomentosa las que más podrían aguantar el exceso. De todas formas la Paulownia demuestra ser muy adaptable y estas cifras son orientativas. Lo importante es que el sistema radicular esté lo suficientemente aireado y que no llegue a compactarse demasiado.

 

punxonat

 

Es muy importante para el establecimiento de una plantación de Paulownias el trabajar la tierra antes de la plantación para airearla y eliminar malas hierbas. También es un buen momento para abonar el terreno con abonos de lenta liberación o aportar materia orgánica si el suelo lo necesitara. También, es más que recomendable subsolar el campo con un subsolador de al menos 60 cm de profundidad, o más si la tierra estuviera compactada. Si la planificación de la plantación se ha hecho con tiempo, es mejor dejar la tierra descansar un tiempo para controlar la aparición de malas hierbas.

 

terra


Antes del establecimiento definitivo de los árboles, labrar la tierra para dejar la tierra suelta donde se van desarrollar las nuevas raíces y aplicar un herbicida de pre-emergencia. Esto último es importante hacerlo, pues nos permitirá un mejor control de las malas hierbas el primer año, dada la dificultad de hacerlo una vez hayan brotado las nuevas plantas por el carácter herbáceo y las grandes hojas que tiene la Paulownia.

Resumiendo, las tareas más adecuadas para el acondicionamiento del terreno pueden ser:

  • Hacer un análisis de suelo, o al menos tener ciertas nociones de sus características.

  • Elegir el clon más adecuado para las condiciones climáticas de la región y del suelo.

  • Subsolar al menos los primeros 60 cm de tierra en dos direcciones perpendiculares, cruzando el campo.

  • Tener claro cuál va a ser el sistema de riego (en caso de necesitarlo), para hacer las instalaciones que hagan falta antes de plantar.

  • Aportar al suelo materia orgánica o abono de lenta liberación.

  • Labrar el campo y dejar la tierra suelta.

  • Aplicar herbicida de pre-emergencia.

../arriba